Los Niños no Son Una NOTA!

Ayer fue el “Report Cards Day” y noté muchas caras de terror en la escuela, seguro muchos niños pensando en lo que les esperaba por sus notas bajas. Ryan también tenía carita de terror, porque a diferencia de otros informes donde siempre a obtenido buenas notas, en este  último obtuvo dos “B”.  Cuando vi su preocupación me di cuenta de cuanta carga tienen ellos de parte de nosotros como padres, porque muchas veces nos preocupamos más por las notas que por sus necesidades.
En casa desde que Nayeli fue diagnosticada con TDAH, decidí enfocarme y centrarme en ellos y no exigir si no ayudarlos.  Esto no minimiza el hecho de que a diario los motivo a dar lo mejor y hacer su mayor esfuerzo.
Aveces, cuando miramos sus “Report Cards” pensamos que los niños no están dando su 100% por no encontrar una A o una B.  ¿Qué tal que una  “C “ fue su mayor esfuerzo, su 100%?
Sentémonos con ellos diariamente a escuchar en que están teniendo problemas en la escuela, esto nos ayudará a prepararnos para recibir sus notas.
Toda madre tiene su método de crianza y en mi caso no es diferente.  Estoy decidida a criar niños felices e independientes y no reprimidos, así que te voy hablar un poco de “como se menea la olla en casa”;
¿Qué hace a Mamá Hace de TODO diferente?
Aquí te doy 3 puntos importantes de mi estilo de crianza…
1. Ellos también se estresan, dales un momento para pensar.  En el momento de hacer una tarea difícil de lograr, ellos también se fatigan y se ponen de mal humor.  No designes un tiempo muy limitante, no es una competencia.  En casa, aunque en efecto SI tienen hora para estudiar, no tienen límite para acabar las tareas.  Si les toma más de 20 minutos terminar una asignación puedes cederle 10 minutos de descanso para que se paren, se estiren y liberen un momento la mente. Créeme cuando regresen pensaran mejor y acabaran mas rápido.(Obvio el Out like a LIGHT no puede faltar)
2. Prémialos por su buena acción pero de igual forma, déjales saber que si toman una mala decisión tendrán consecuencias.  Más allá de ver las notas, ten en cuenta y reconoce su esfuerzo, pues cada madre conoce a sus hijos y puede identificar si se esforzaron o no.  En lo personal, no acostumbro a premiar con cosas materiales, pero les doy 20 minutos adicionales de “FreeTime” en su día.  Esto les permite escoger alguna actividad que prefieran hacer, pero de igual manera tienen 20 minutos de “TimeOut” como consecuencia de cada mala decisión.
3. Escúchalos primero antes de regañar. Siempre dale la oportunidad a tu hijo de defenderse ante cualquier acusación que le hagan.  Decidí tratarlo con respeto y por tal razón tiene la oportunidad de defenderse y exponer su punto, ellos necesitan ser escuchados.  Es de suma importancia para mi, que esté consciente de que mamá nunca lo va a regañar por lo que otros dicen sin haberlo escuchado primero.  Mis hijos saben y reconocen que siempre que me diga la verdad yo lo voy a defender a capa y espada. Tampoco los regañes al frente de nadie. Ponte en su posición por un momento, te gustaría que te gritaran o te llamaran la atención delante de todos? No lo creo y créeme que a ellos tampoco así que trátalos con el mismo respeto que quieres que te den a ti.
Te invito a escuchar a tus hijos, a sentarte con ellos a diario y hablar de su día, de alguna situación especiales o difíciles en la escuela o con sus amigos. Sí, porque aunque sean niños TAMBIÉN sienten presiones y experimentan frustraciones y quien mejor que mamá o papá para conocerlas y trabajar sus pequeños asuntos.  De esta forma estarás preparada para leer esos “Report Cards” y ver sus diferentes niveles de 100%.  Anímate y ten esa conversación que te acerque mas a ellos, que inspire confianza y logre hacerle entender que son amados, respetados y que reconocen sus capacidades y virtudes
Besos, Wildanette.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published